Ella

Me gusta cantar para Ella en las mañanas

lunes, 21 de septiembre de 2009

Creo en Dios que es vida

Amigos, creo que la vida es un don de Dios; quiero creer que la vida es para siempre, que no termina con la muerte, sino que en el tránsito de la muerte somos transfigurados, cambiados a otro estado de conciencia. Vemos morir a miles de personas todos los días y lloramos su pérdida, su ausencia, nos quedamos con un vacío que nunca se llena. Y continuamos con nuestro trabajo y ocupaciones diarias, esperando nuestro turno. La muerte es un misterio. Para algunos, la vida se cierra con la muerte. Para estas personas el cuerpo no es más que huesos, músculos, órganos y piel. Para otros, la muerte es paso a otro estado de vida. Todas las personas que profesan una religión intuyen el más allá, intuyen a Dios. Y respetan la vida de las personas porque creen en Dios dador de vida. Hoy vivimos tiempos difíciles, no se cree en la vida después de la muerte. Y como consecuencia vivimos en un tiempo dominado por la cultura de la muerte, donde la fuerza física y las armas mandan.
Quiero dejarles una bella poesía escrita por Julio Bevilacqua, que está en mi pequeño libro de lectura: Tres Minutos Diarios Para Escucharte

Creo en Dios y creo en el hombre
como imagen de Dios.
Creo en los hombres
y en su pensamiento,
en su inmensa fatiga
que los hace ser lo que son.
Creo en la vida
como alegría y como duración,
no como préstamo efímero
dominado por la muerte,
sino como don definitivo.
Creo en la vida
como posibilidad ilimitada
de elevación y sublimación
Creo en la alegría,
la alegría de toda estación,
de toda etapa
de toda aurora, de todo ocaso,
de todo rostro,
de todo rayo de luz
que parte del cerebro,
de los sentidos y del corazón.
Creo en la posibilidad de
una gran familia humana.
Como Cristo la quiso:
intercambio de todos los bienes
del espíritu y de las manos en la paz.
Creo en mi misma,
en la capacidad que Dios me confirió
para que pueda experimentar
la más grande
entre las alegrías
que es la de donar y donarse.

Cariñosamente,
Carmen

7 comentarios:

ROSHBALAM CHILAM dijo...

VEO QUE AMAS CON INTENSIDAD AL SEÑOR!
Ruego a Jesús Maestro que te muestre su "Rostro Nuevo"...con ocasión del tercer milenio cristiano.
Gracias por el cariño con el que te donas a los demás. Dios te guarde.
Paz y bien.

Carmen dijo...

Amén, Roshbalam,bienvenido.Gracias por tus hermosas palabras, que Dios y Nuestra Señora te bendigan,

Carmen

Carolina dijo...

que bella poesía Carmen, que generoso corazón el del autor cuando dice " creo en la vida como don definitivo "
debemos esforzarnos para merecernos este don...gracias por compartir con nosotros, bendiciones para ti!
=)

Carmen dijo...

Te abrazo en mi corazón mi querida niña Carolina, gracias por estar y por hacerme feliz con tu presencia.

Mañana viajo a Valencia y regreso el sábado,estoy con el corre corre de las cosas.

Pero todo está hermoso,,,gracias Dios mío...

Un abrazo y bendiciones para ti Carolina y todos tus seres queridos,que Dios y la Virgen te guarden

Carmen

Graça Pereira dijo...

Gostei deste poesia como pessoa e como cristã! Creio em Deus, na vida que Ele nos dá, no seu amor que nos sustenta e na amizade que une todos os seus filhos. Um beijo amigo para ti, Carmen! Graça

MARTA. dijo...

Carmen querída--soy Marta Minguella de Jugando al escondite...como no se donde dejarte el aviso, te lo pongo aquí(perdoname)
Tienen un pequeñito obsequio en mi blog. Felicidades y muchos besos con todo mi cariño.

Marta

Carmen dijo...

¡Hola Marta! Bienvenida a mi blog!!!, esta es tu casa, gracias por tu amistad, voy hasta tu espacio a buscar el obsequio,un abrazo,

Carmen

Entradas populares